¿Dónde estoy? | Diario El Mundo > Economía > Zona Fija Economía > Crece área cultivada con transgénicos en el mundo

Crece área cultivada con transgénicos en el mundo

Dos nuevos países sembraron este tipo de cultivos durante el 2012, indicó la ISAAA en su informe reciente. El Salvador continúa sin aplicar estas prácticas.

Fátima Kiste
Miércoles 13, marzo 2013 | 8:41 pm
A nivel centroamericano, Honduras encabeza el uso de biotecnología en cultivo de maíz. /DEM

A nivel centroamericano, Honduras encabeza el uso de biotecnología en cultivo de maíz. /DEM

El más reciente informe del Servicio Internacional para la Adquisición de Aplicaciones Agro-Biotecnológicas (ISAAA), indica que en 2012 aumentó el número de hectáreas cultivadas con transgénicos a nivel mundial.

Rafael Vega, gerente de biotecnología de CropLife Latin America, dijo que según este organismo, en 2011 se sembraron 160 millones de hectáreas, mientras que en 2012, el área sembrada aumentó a 170.3 millones por parte de 17.3 millones de agricultores.

“En la frontera agrícola ya no hay donde expandirse, entonces por unidad de producción uno tiene que volverse más eficiente, por eso este tema es importantísimo, porque para el 2050 se necesitará 70% más de alimentos de lo que se produce hoy”, explicó.

El ISAAA destaca también que por primera vez desde 1996, son los países en vías de desarrollo, los que poseen el mayor porcentaje de cultivos biotecnológicos. De los 28 países estudiados, 20 son naciones en desarrollo.

“Este crecimiento contradice las predicciones de los críticos, que antes de la comercialización de la tecnología, en 1996, declararon prematuramente que estos cultivos eran solo para países industrializados”, añadió Clive James, autor del informe anual y director fundador de ISAAA. Entre los beneficios  de estos cultivos, se encuentran mejores rendimientos y ahorro de combustible.

Ejemplos regionales

Aunque Estados Unidos sigue liderando la producción de transgénicos, con 69.5 millones de hectáreas cultivadas y una adopción promedio del 90% para sus cultivos, Vega destacó los casos de otros países a nivel regional.

Tal es el caso de Honduras, donde el 80% de las zonas cultivas de maíz transgénico se comercializa al resto de países centroamericanos.

“En Honduras ha habido políticas que han permitido que el agricultor conozca la tecnología hace diez o 12 años y ha venido creciendo”, indicó.

El representante de CropLife resaltó que el desarrollo de la biotecnología es un proceso a largo plazo que, además de voluntad política de parte de los gobiernos, requiere de instituciones y laboratorios dedicados al tema.

“Una semilla para que salga al mercado, tarda entre 15 y 18 años y cuesta aproximadamente $134 millones, es porque la tecnología de investigación tiene que ser una cuestión responsable”, dijo Vega.

170.3 En 2012, el área sembrada de cultivos transgénicos fue de 170.3 millones de hectáreas en el mundo.

52% El 52% de los cultivos transgénicos del mundo están ubicados en países en vías de desarrollo.

 Lo más destacado de la biotecnología en el 2012

Sudán y Cuba fueron dos países que incursionaron en el uso de biotecnología en el 2012, según ISAAA. En el caso del primer país, se realizó la siembra de algodón transgénico y se convirtió en el cuarto país africano en hacer uso de estas prácticas. Cuba, por su parte, cultivó 3,000 hectáreas de maíz híbrido, en el marco de una iniciativa que permita aumentar la sustentabilidad del cultivo.

Brasil es el segundo país con más cultivos transgénicos en el mundo, con una superficie de 36.6 millones de hectáreas. Además se encuentran desarrollando especies resistentes a sequías y enfermedades como la roya que pueden empeorar por efecto del cambio climático. Junto a China, Sudáfrica, La India y Argentina, suman 78.2 millones de hectáreas cultivadas, de las 170.3 millones que se alcanzó en 2012.

Según ISAAA, desde 1996 cuando se cultivaron las primeras 1.7 millones de hectáreas de transgénicos hasta el 2012, la cantidad de área cultivada se ha multiplicado por 100, lo que la convierte en “la que más rápida aceptación ha encontrado en la historia de la agricultura moderna”. Las estadísticas, demuestran que mediante esta práctica, se puede aumentar en 25% la productividad.

El Salvador sin desarrollo biotecnológico

La apuesta por el uso de biotecnología aplicada a cultivos es aún estigmatizada en el país, según el gerente de biotecnología de CropLife Latin America, Rafael Vega.

Las condiciones para que El Salvador introduzca el uso de estas prácticas en sus parcelas son favorables, añadió el gerente general de la Asociación de Proveedores Agrícolas (APA), Óscar Albanés.

“El 95% de los productores usa semilla híbrida, y no hay un escenario más favorable para la introducción de la biotecnología que eso”, citó.

El uso de estas herramientas podría ser importante como parte integral de un combate a plagas y enfermedades de cultivos, tal como en el caso de la roya del café, explicó Vega.

El impacto de la enfermedad se percibió por variaciones en el clima, aunadas a la pérdida en el trabajo que la Fundación Salvadoreña para la Investigación del Café (Procafé) había realizado, acotó.

“Se parece a una situación en 2010 en la zona de El Porvenir donde la gallina ciega se acabó el maíz. No hubo una respuesta tecnológica, pero si el país hubiese tenido una visión, hubiésemos tenido una respuesta”, ejemplificó.

  • http://SitioWeb Claudia

    No nos dejemos engañar por las transnacionales que son las únicas que se benefician con los transgénicos, pues los agricultores se vuelven dependientes de sus semillas, ya que no pueden recogerse para plantar al año siguiente debido a que están modificadas para que pierdan la fertilidad y así comprar a las empresas año con año y obligadas ademas a comprar los pesticidas a la misma empresa.
    En cuanto a la escases de alimentos es una farsa, pues se sabe que gran parte de los alimentos producidos hoy en día terminan en la basura, además de que gran parte de los cultivos como el caso de Brasil con la soya son destinados para alimentos de reces no para alimento humano, dichos cultivos en Brasil además están acabando con las Amazonas.
    La solución es dejar los monocultivos y buscar la diversificación con métodos menos agresivos, pues al cultivar transgénicos además se contaminan y se ponen en riesgo las especies nativas y criollas, pues el gen invade a las demás.

Volver arriba