¿Dónde estoy? | Diario El Mundo > Nacionales > Social > Débiles pilares para la igualdad en El Salvador

Débiles pilares para la igualdad en El Salvador

A pesar de haberse logrado avances en los derechos de las mujeres, todavía quedan aspectos básicos que cubrir como el control sobre cuerpo, las diferencias salariales y la representación política.

María Cidón
Jueves 7, marzo 2013 | 11:04 pm

día-de-la-mujerSegún  el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNPFA) El Salvador tiene 6.3 millones de habitantes, de los cuales el 53,1% son mujeres, es decir, 3.3 millones de la población total. Otro dato interesante es que además de ser algo más de la mitad de la población, el índice de masculinidad (razón de hombres frente a mujeres en un determinado territorio) ha disminuido paulatinamente desde principios de los 70.    En el caso salvadoreño ha pasado de 97,4 en 1953 a 88.5 en 2013.

Teniendo en cuenta estas variables y según expresó Elena Zúñiga, representante del UNPFA en El Salvador, en 2050 se proyecta que la población salvadoreña supere los ocho millones, de los cuales una mayoría serían mujeres. Pero el futuro de la sociedad salvadoreña tiene retos importantes, entre los cuales está garantizar la autonomía política, económica y físical de las mujeres, como parte de sus derechos básicos.

 

Autonomía física

En 2010  se reportaron 3 mil 382 denuncias por agresiones sexuales, de las cuales el 90% fueron a mujeres y de éstas el 84% se registraron en menores de 20 años, según datos del Instituto de Medicina Legal.

Las tasas indican que las niñas y jóvenes entre 15 y 19 años concentran la escalofriante tasa de 285 casos de agresión sexual por cada 100 mil mujeres, esto indica que cada tres horas una mujer es agredida sexualmente en El Salvador.

En cuanto al embarazo entre adolescentes, una de cada tres niñas ya ha sido madre a los 18 años y  el 11% del total de muertes maternas en el país son de niñas y adolescentes. De éstas, el 57% fue debido a suicidio, según datos del Ministerio de Salud, lo que hace que ésta sea la primera causa de muerte en niñas.

“Se ha convertido casi que en un  destino inevitable de las niñas que viven en esas condiciones”, dijo la representnate del UNPFA.

Autonomía económica

La capacidad para generar ingresos propios y controlar recursos compromete a la mujer salvadoreña, ya que cuatro de cada cinco entre los 15 y 19 años, que viven en pareja o están embarazadas, no estudian ni tienen un trabajo remunerado. Además sólo el 47% de las mujeres tienen participación económica, cuando en los países ricos la cifra ronda al menos el 60%, según la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples (EHPM) de 2011.

En cuanto a los salarios, los ingresos de las mujeres siguen estando por debajo de los de los hombres, en especial las mujeres que tienen más de ocho años de formación y que cobran hasta un 30% menos que los hombres con el mismo nivel educativo.

En el ámbito rural sólo el 13% de las mujeres son propietarias de tierras a pesar que son el 51% de la población en el campo.

La pobreza se concentra de forma igualitaria para hombres y mujeres cuando son niños, pero las diferencia se notan en los grupos de población de 18 a 30 años, donde la pobreza femenina aumenta considerablemente. Según Zúñiga se trata de un alarmante problema de exclusión social que se ocasiona principalmente porque muchas mujeres se embarazan y deciden interrumpir sus estudios, por lo que se les vuelve más difícil acceder al mercado laboral.

Autonomía política

Hace 63 años que las mujeres salvadoreñas adquirieron derechos políticos plenos con el acceso al voto.

Sin embargo, en la actualidad solo un 11% de las alcaldías de los 262 municipios del país son dirigidas por mujeres, destaca Naciones Unidas.

El pasado 15 de febrero se aprobó en la Asamblea Legislativa la Ley de partidos políticos, la cual obligará a una cuota mínima de 30% de mujeres en las planillas de candidatos a diputados de la Asamblea, Parlamento Centroamericano (Parlacen) y concejos municipales.

Algunos avances

1. Marcos legales

La aprobación de la Ley de Igualdad, Equidad y Erradicación de la Discriminación contra las Mujeres (LIE), la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres (LEIV) y la Ley de Protección Integral para la Niñez y Adolescencia (Lepina) han contribuido a proteger los derechos de niñas y mujeres.

2.  Cuota política

La participación de las mujeres como candidatas a diputadas del Parlacen, la Asamblea Legislativa y concejalas municipales estará garantizada con un cuota mínima del 30%, según la nueva Ley de Partidos Politicos.

3.  Reducción de la mortalidad materna

En salud uno de los avances más importantes se ha logrado con la reducción de la tasa de mortalidad materna que ha pasado de 71,2 por cada 100 mil en 2005 a 41,9 en 2012.

Volver arriba