¿Dónde estoy? | Diario El Mundo - Noticias de El Salvador > Editorial & Opinion > Opinión > Las consecuencias económicas y sociales del “diluvio” en El Salvador

Las consecuencias económicas y sociales del “diluvio” en El Salvador

Jueves 20, octubre 2011 | 2:58 am
Las consecuencias económicas y sociales del “diluvio” en El Salvador
1 vote, 5.00 avg. rating (88% score)

Alberto-Arene-tg-01Alberto Arene

Economista  y Analista

En la tradición judeo-cristiana, el diluvio narrado en el Génesis cuenta que Noé construyó un arca en la que salvó a su familia y siete parejas de animales de cada especie, siendo los únicos sobrevivientes en todo el mundo. El “diluvio” que nos cayó la última semana es muy distante, en varios sentidos, de esta historia bíblica, pero sus consecuencias humanas, económicas y sociales para la nación salvadoreña serán enormes.




Efectivamente, esta tormenta es lo más parecido a un “diluvio” en las  últimas décadas, rompiendo el record histórico de precipitación acumulada, 50% más que el huracán Mitch.

grafico2

Las últimas cifras reportan 32 muertos, dos desaparecidos, 48,723 personas evacuadas distribuidas en 566 albergues, 14,140 casas inundadas, 1,183 pozos afectados, para una población directamente perjudicada de 150 mil personas. Los daños a la infraestructura son enormes: 22 carreteras inhabilitadas, 29 puentes afectados (cuatro puentes estratégicos colapsados totalmente, 10 dañados y el resto en situación de riesgo) con costos de reconstrucción y rehabilitación de decenas de millones de dólares,  elevando desde ya el costo de todo tipo de transporte.


Los daños a las cosechas son cuantiosos: se perderá, al menos, 45% de la cosecha de    maíz, 70% de la de frijol,  además de 17 mil quintales de café equivalentes a 1% de la producción total, ($2.5 millones), además de pérdidas en la producción de maicillo, arroz, plátano, frutas, hortalizas y verduras, aumentando el déficit comercial y elevando desde ya los precios de todos estos productos. Las pérdidas de estas cosechas conllevan pérdidas de empleo e ingresos a la población rural con la caída de varios millones de dólares en jornales ($1.1 millón para 210 mil jornales en la corta del café). Adicionalmente, ha sido afectado el hato ganadero, se ha paralizado la pezca artesanal y han disminuido drásticamente las actividades de la micro, pequeña, mediana y gran empresa, en todo el territorio nacional. La proyección del PIB para cerrar el año (2%) será revisada a la baja, pudiendo llegar a ser negativo.


Ni el huracán Mitch (Octubre 1998), ni las tormentas tropicales Stan, Ida y Agatha tuvieron para El Salvador los costos y consecuencias económicas y sociales que tendrá esta depresión tropical 12-E, sólo comparable a los terremotos del 2001.

grafico-1

La gran diferencia es que este desastre natural nos agarró en mucho peores condiciones que aquéllos, después de afrontar los costos de las tormentas tropicales Ida (2009) y Agatha (2010) y de las graves consecuencias económicas y sociales para El Salvador de la reciente crisis económico-financiera internacional, en la antesala misma de la próxima.


Para los terremotos de enero y febrero del 2001, la inversión y crecimiento, la situación macroeconómica y la situación económico-financiera internacional eran considerablemente mejores. El espacio fiscal que teníamos entonces para afrontar los terremotos era considerablemente mayor (3% de déficit fiscal y 36.7% de deuda pública respecto al PIB al finalizar el año 2000) que el que tenemos ahora para afrontar el “diluvio” (3.5% y 52.3% proyectado para cerrar el 2011). Y la comunidad internacional estaba en mucho mejor condición para apoyarnos.


En los últimos dos años y medio, para contrarrestar los efectos económicos y sociales de la crisis económico-financiera internacional e implementar la gestión de este gobierno, nos gastamos el ya deteriorado espacio fiscal remanente que teníamos en el primer trimestre del 2009, quedándonos muy poco ahora para afrontar la emergencia, la recuperación y la reconstrucción de semejante “diluvio”, y  nada –literalmente- para una probable crisis económico-financiera internacional.


Me uno, entonces, al Alcalde de San Julián que dijo: “Dejen saber al mundo que estamos jodidos”….
0

Comentarios

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario




 

Volver arriba