¿Dónde estoy? | Diario El Mundo > Internacionales > Lula deja a Rousseff un país poderoso y menos pobre

Lula deja a Rousseff un país poderoso y menos pobre

Viernes 31, diciembre 2010 | 2:06 am

pag25lula5La “era Lula” dejó sin solucionar muchos problemas, como el precario servicio de atención pública de salud, y la baja calidad de la red estatal de enseñanza elemental.

Río de Janeiro dpa)

diario el mundo

El 1 de enero de 2003, Luiz Inácio Lula da Silva se convirtió en el primer obrero en llegar a la Presidencia de Brasil, y asumió el gobierno rodeado de esperanzas y también del escepticismo de muchos.

 

Ocho años más tarde, avalado por un índice de aprobación popular del 83% -el más elevado de la historia brasileña-, Lula entrega a su delfín y sucesora, Dilma Rousseff, un país económicamente más poderoso, políticamente más influyente y con grandes progresos en la lucha por la erradicación de la miseria.

 

La combinación de programas de asistencia directa a los pobres, como el Beca Familia, con políticas de significativos aumentos reales para el salario mínimo y ampliación del acceso al crédito hicieron desplomarse el número de pobres en el país, donde 29 millones de personas de las clases D y E se incorporaron a la clase C y al mercado consumidor en los últimos ocho años.

 

Con ello, la clase media personas que reciben entre 660 y 2.855 dólares por mes- pasó a representar en 2009 el 51% de la población.

 

“La política para el salario mínimo, la creación de más empleos y de más puestos de trabajo formales (más de 14 millones en ocho años) hizo mejorar la distribución de la renta y llevó a una reducción de la pobreza inédita en nuestra historia”, dijo el comentarista político Gilberto Dimenstein, del diario “Folha de Sao Paulo”.

 

Los avances en el campo social constituyen el principal logro de la “era Lula”, en la que el mandatario dio la espalda a posiciones históricas de su Partido de los Trabajadores (PT) para mantener virtualmente sin cambios la política económica puesta en marcha por su antecesor, Fernando Henrique Cardoso, dirigida a asegurar la estabilidad monetaria.

 

Con ello, logró pagar toda la deuda del   país con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y acumular reservas por cerca de 240.000 millones de dólares que superan el monto de la deuda externa-, además de reducir el peso de la deuda pública en relación al Producto Interno Bruto (PIB) a algo por encima del 40%, frente al casi 60% existente en 2002.

 

La estabilidad interna atrajo importantes flujos externos de inversión lo que, asociado al aumento internacional en los precios de “commodities” y a la ampliación del mercado interno le aseguró al país un crecimiento promedio del 4,1% anual, pese al freno que supuso la crisis financiera internacional de 2008.

 

En el campo político, después de enfrentar un grave escándalo en 2005, cuando se denunció que el PT pagaba sobornos a legisladores a cambio de apoyo en el Congreso, Lula firmó una sólida alianza con la principal fuerza centrista del país, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB). Con ello, no sólo le aseguró al gobierno una cómoda mayoría parlamentaria sino que también debilitó la oposición comandada por el Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) de Cardoso y por el derechista partido Demócratas (DEM), que sufrieron una durísima derrota en las elecciones generales de octubre.

 

El rubro más polémico de los ocho años del gobierno Lula fue la política externa, en la que el presidente fue criticado por su acercamiento a líderes polémicos, como el presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, y por su silencio frente a denuncias de violación de los derechos humanos en Cuba y en China.

 

No obstante, el gobierno cosechó muchos elogios por su éxito en impulsar las relaciones Sur-Sur y estrechar las relaciones con los países latinoamericanos.

 

Invita  compañeras

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, ha invitado a su investidura, el sábado, a once mujeres con las que compartió celda durante los casi tres años que estuvo presa por sus vínculos con grupos alzados en armas contra la dictadura.

 

“En la prisión, Dilma ya tenía una presencia fuerte, ya era líder y era muy solidaria”, declaró en una entrevista que publicó ayer el diario O Globo la periodista Rose Nogueira, una de las once mujeres que entre 1970 y 1972 permaneció presa junto a Rousseff.

 


 


Breves mundiales

El vaticano

Medidas contra lavado

El Papa Benedicto XVI presentó ayer a través de un escrito papal (Motu Proprio) una serie de medidas para evitar el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. Entre estas medidas están la creación de un banco central para aportar más transparencia y control en los negocios financieros.

 

EE.UU.

Donan riñón por cárcel

Dos hermanas presas que cumplen condena en Misisipi podrán ser puestas en libertad si una de ellas le dona un riñón a su hermana enferma, anunció la oficina del Gobernador de ese estado sureño, Haley Barbour. El republicano Barbour considera que las hermanas Jamie y Gladys Scott cumplen desde 1996 una condena de 16 años.

 

Colombia

Narco se ahogó en río

El narcotraficante colombiano Pedro Oliverio Guerrero, alias “Cuchillo”, murió ahogado en un riachuelo en selvas del sur del país, enredado entre lianas, confirmó ayer el director de la Policía de Investigación Criminal e Interpol (DIJIN), general Carlos Ramiro Mena.

 

0

Comentarios

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario




 

Volver arriba