¿Dónde estoy? | Diario El Mundo > Internacionales > América Latina > Narco implica a generales de Venezuela en red

Narco implica a generales de Venezuela en red

Ciudad de MÉxico (dpa /agencias)
Miércoles 26, septiembre 2012 | 8:30 pm

Sergio Villarreal Barragán y varios generales venezolanos están involucrados en el narcotráfico. /DPA

Los aviones partían de Maracaibo “con conocimiento de diversos generales del Ejército”.

El narcotraficante mexicano Sergio Villarreal Barragán, alias “El Grande”, detenido hace dos años, implicó a generales del Ejército venezolano en una red de tráfico de drogas desde la ciudad venezolana de Maracaibo hasta México, informó ayer el diario “Reforma”.

Según publica este diario, Villarreal, uno de los principales operadores de Arturo Beltrán Leyva, precisó esa información hace meses: el 22 de mayo, en el marco de una investigación relacionada en contra de varios generales presuntamente vinculados con el narcotráfico.

Ese día, antes de ser extraditado a Estados Unidos, “El Grande”, bajo la figura de testigo colaborador con la clave de “Mateo”, aseguró que para su operación sobornaban a funcionarios locales y federales, según informa el rotativo.

“Ellos se arreglaban con el personal del aeropuerto, es decir, con el personal de la torre de control, aduanas, migración, los maleteros, hasta los bomberos desplegados en el aeropuerto. A todos se les repartía de los $900 mil”, dijo.

“El Grande” también declaró a la Procuraduría General de la República que igualmente el cártel tenía control del aeropuerto de Cancún gracias a una red de corrupción, integrada por autoridades locales, federales y aeroportuarias.

Esa red en el aeropuerto de Cancún fue creada  por Edgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, y dirigida por Roberto López Nájera. “En ese aeropuerto casi no bajaba droga, ya que repostaba combustible y se dirigían al aeropuerto de Toluca en donde bajaban la droga de los aviones”, refirió Villarreal Barragán, en su calidad de testigo colaborador.

Sergio Villarreal detalló en su declaración que en la terminal de Toluca bajaban aviones Grumman provenientes de Maracaibo, Venezuela, cargados con 3.3 o 3.4 toneladas de cocaína. Por realizar esa descarga, sobornaban a los trabajadores antes mencionados con $900 mil.

Aseguró que cuando descargaban la droga en Cancún se pagaban $400 mil por avión a la Policía Federal, quien controlaba esa red de corrupción.

El periodo que narra “El Grande”, 2006 a 2009, coincide con la época en que la empresa española OHL fue la principal responsable de la administración y operación del Aeropuerto Internacional de Toluca.

Explicó que en 2007, los Beltrán Leyva, entonces vinculados a La Federación al mando de Joaquín “El Chapo” Guzmán, tenían conexiones en Maracaibo, de donde  salían los cargamentos.

Señaló también que los aviones salían “con conocimiento de diversos generales del Ejército de Venezuela y también del “Turco”, un narcotraficante de Venezuela, al parecer pariente de Hugo Chávez”.

Ocupa la SSP hangar de los Beltrán

El hangar 22 al 29 de la calle 3 del Aeropuerto Internacional de Toluca , señalado por el Gobierno estadounidense y por un testigo protegido de la PGR de ser utilizado por los Beltrán Leyva para descargar droga proveniente de Colombia y Venezuela, era ocupado por la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP). La SSP rentaba esas instalaciones a Operadora desde por lo menos de 2007 a noviembre de 2009, cuando dejó las instalaciones.

  • Artruro R. Pasarón

    La verdad la saben, desde hace mucho tiempo quienes gobiernan en contubernio, con todas las crápulas parásitas que viven del trabajo ajeno, solo necesitan conocer hasta donde se a filtrado la información, para decir lo más conveniente y reciclar los delincuentes dentro de la política sucia, protegiendo sus fortunas y sus intereses económicos, cuando pueden decir borrón y cuenta nueva, desvirtuando el rastro del dinero con falsas inversiones. Rastro mayor que el dejado por las babosas, imposibles de ocultar por los millonarios sin empresas, traficantes enriquecidos con cualquier tipo de crisis y de miserias humanas.

Volver arriba