¿Dónde estoy? | Diario El Mundo - Noticias de El Salvador > Entretenimiento > Espectáculos > Regina Cañas: “Una mujer debe creer que es autosuficiente”

Regina Cañas: “Una mujer debe creer que es autosuficiente”

Lunes 16, mayo 2011 | 7:50 am
Regina Cañas: “Una mujer debe creer que es autosuficiente”
0 votes, 0.00 avg. rating (0% score)

BUBUDejar explotar su ser sobre un escenario de teatro es una de sus principales pasiones. A casi 25 años de convertirse en una imagen conocida, Regina Cañas, con una figura mucho más delgada, habla sobre los diferentes personajes que –a diario- debe interpretar.

 

Julia Gavarrete

Diario El Mundo

Regina, con 44 años de edad, reconoce que hacer teatro es una afición que “aún con tanta experiencia”  le hace  doblegarse por los nervios, minutos antes de que se abra el telón. La mujer, que ha acompañado a la niñez salvadoreña por más de dos décadas, en su faceta de la tía Bubu, acepta que desde pequeña ha sido poca para sentir miedo y más de tener ideas temerarias. Esta experiodista, que nunca ha dicho no a nada, cuenta por qué está tan segura que actuar, cantar, payasear y hasta tirarse de un paracaídas forma parte de su existencia.

 

Regina Cañas y la tía Bubu, ¿cómo evita combinar ambos personajes?

A la Bubu la he tenido que maquillar más para divorciarla de la Regina. Más cuando yo era periodista, en canal 12, y no quería que nadie me viera.

¿Ha cambiado la tía Bubu?

Sí, ha evolucionado. Antes me tocaba a mí ser el 100% de la payasada. Y quizá fue la etapa que más disfruté.

 

Pero en los últimos años, me ha tocado ser como la mamá, la que sabe cómo hacer las cosas. Aunque de vez en cuando saco mis puntadas, porque me encanta ¡ja,ja,ja!

 

¿Y qué disfruta de ese personaje?

El trabajo con los niños.

 

¿Cree que tiene más peso como tía Bubu?

Sí, la Bubu puede decir cosas que la Regina no.

 

Y su interés por actuar, ¿de dónde nace?

No tengo memoria qué fue lo que a mí me influenció. Dicen que cuando tenía cuatro años decía que ya quería ser artista. Desde chiquita montaba obras con ropa de mis hermanas mayores. Conmigo mis papás puedo asegurar que no se aburrieron.

 

Prácticamente creció…

Sola. Tenía que inventarme mis personajes para no aburrirme.

 

Hasta ahorita, ¿ya personificó todo lo que ha querido?

No, me falta personificar el papel de un hombre.

 

¿Y cuál es el que más le ha gustado?

¡Todos! Me enamoro de todos: uno tiene una búsqueda del personaje y yo he tenido algunos que se acerca el estreno y lloro porque no lo encuentro. Y cuando lo encontrás, te enamorás.

 

Para el papel de una mujer, ¿qué no debe faltar para saberlo personificar día a día?

Creo que es importante en una mujer saber que es autosuficiente. Yo les digo a las bichas que primero tienen que ser ellas solitas, porque no sabes si van a volver a estar solitas. Y si nunca aprendieron a ser autosuficientes se van a frustrar.

 

¿Cómo se desconecta del ambiente artístico?

Yo soy pata de chucho. Mi mejor manera de desconectarme es salir. Me encanta hacer cosas diferentes: con mis hijos he surfeado, hemos buceado. Todavía a estas alturas de mi vida quiero hacer paracaidismo. Pero le tengo un poquito de miedo porque tengo malas las rodillas.

 

Y de niña, ¿cómo fue?

No me quedaba quieta. Siempre andaba inventando qué hacer, lo que a veces era un poco temerario. Y era tan terrible que andaba subida en los tejados de toda la cuadra. Fue un poca peligrosa mi infancia, porque no medía el peligro.

 

¿Tremenda en el colegio o muy buena estudiante?

De notas siempre fui bien, pero era la payasa de la clase. A mí me encantaba hacer reír a la demás mara, era terrible, terrible. Una vez, en el Guadalupano llevé una rata blanca y la solté en clases. A mí me decía una profesora en primaria siempre: “Regina Cañas deje de estar payaseando, que de payasa no se va a ganar la vida”.

 

¿Y qué le dice a ella ahora?

Ahora le digo: “¡Heello!”.

 

 

Confesiones

En la comida, Regina dice que su favorita, en todo el mundo, es la tortilla tostada con aguacate. Esta fanática de la adrenalina se siente atraída por las patinetas, las bicicletas y practicar surf. Pero uno de sus mayores gustos es “hacer reír a la demás mara”.

 

0

Comentarios

Diario El Mundo abre este espacio de opiniones para que se pueda debatir, construir ideas y fomentar la reflexión. Por eso, pedimos que se evite hacer uso de ataques ofensivos, que incluyan malas palabras, de lo contrario nos reservamos el derecho de publicación.

Recuerde que este es un medio que está para generar opinión constructiva.

Deja un comentario




 

Volver arriba