¿Dónde estoy? | Diario El Mundo > Entretenimiento > Arte & Cultura > Un golpe al arte salvadoreño

Un golpe al arte salvadoreño

ROXANA LEMUS
Lunes 7, mayo 2012 | 11:19 pm

El reconocido pintor, Miguel Ángel Polanco, falleció ayer en un hospital capitalino.

Desde niño tenía una gran habilidad para dibujar, y de adulto, los paisajes, las mujeres en los mercados, y eventos de la vida cotidiana, captaron su atención, elementos que el artista, Miguel Ángel Polanco, combinaba con los colores y el pincel para obtener grandes piezas de arte.

Hoy, su nombre es historia y sus piezas de arte, recuerdos. Una lamentable noticia que enluta al gremio de artistas plásticos, pues uno de los más grandes exponentes de la pintura falleció ayer en un hospital capitalino.

Miguel Ángel Polanco, era oriundo de Tonacatepeque, el 30 de mayo cumpliría 71 años.

El artista, estudió en la Academia del maestro Valero Lecha, en 1973 obtuvo una beca para estudiar tres años en la Academia di Belli Arti di Roma, Italia, donde estudió pintura, grabado, estética y fotografía. En dicho viaje, el pintor salvadoreño conoció a muchos poetas, pintores y músicos, de acuerdo a información publicada en la página de facebook de la Secretaría de Cultura de la Presidencia Secultura.

La noticia fue una sorpresa para muchos artistas salvadoreños que a través de las redes sociales comenzaron a manifestarse, entre ellos, el historiador Carlos Cañas Dinarte y el antropólogo y pintor Isaías Mata. Este último escribió: “Es lamentable la ida del colega Polanco.!!! Mi profunda condolencia a la familia”.

Como ellos, periodistas y diferentes profesionales lamentaron el fallecimiento de este artífice de las artes plásticas del terruño salvadoreño.

Sin duda alguna, la muerte de uno de los máximos referentes del arte nacional, es un golpe fuerte que no debería enlutar solo a los artistas, sino a todos los salvadoreños.

 

  • CARLOS E. ULLOA

    SENTIDO PESAME PARA SU FAMILIA Y LAMENTAMOS LA PERDIDA IRREPARABLE PARA TODOS .
    EN PAZ DESCANSE DON MIGUEL POLANCO

Volver arriba